jueves, 29 de octubre de 2009

Nochereando en la compu

Buenas noches a todos.

Menuda palabra acabo de inventar. Nochereando... como si fuera la conjugación en gerundio del verbo nocherear. Pues venga, empecemos a redactar.
Una CocaCola fria me voy a tomar. Los tacos de cecina sed me han de ocasionar. Tiempo suficiente debo encontrar, y así este post poderlo terminar. Nocherear no es sinónimo de bostezar, mas bien significa de la noche gozar, en compañía de versos y prosas vociferar, aunque sea textualmente plasmar, pues mi mente tiene deseos de fantasear.

Tortillas duras acabo de masticar, las teclas a lo mejor voy a manchar, pero no me importa, pues me quiero desahogar, escribiendo versos que deben rimar, para con mi novia irme a soñar. Ojala en mis sueños pueda con ella fantasear, sirve que mañana no voy a trabajar, al fin tengo algunos días para descansar, y poner mi cuerpo a reposar después de una larga semana laboral.

En el MSN me encuentro, y a mi novia me he puesto a ayudar, mientras tanto buena música he de escuchar, y con tan solo apreciar, me dan ganas inmensas de bailar, aunque el ridículo haría si mis pies van a zapatear, pero hacerlo es algo que merece la pena intentar.

No me puedo controlar, y mis brazos he empezado a levantar, al ritmo de buen trance comienzo a nocherear, quizá mi mente ha empezado a comulgar, la música y el ambiente que en mi cuarto acaba de comenzar. Volumen medio en mis tímpanos quiere vibrar, ajustando el ecualizador para las frecuencias mejorar, pero de todos modos, este bloguero ha comenzado a bailar.

Mi cabeza ya quiere irse a descansar, mis brazos y mis piernas quieren todavia nocherear, mis ojos quieren sus párpados clausurar, mis manos quieren a mi novia abrazar, y en la larga noche su nombre voy a susurrar.

Son mis palabras por hoy lectores. Menuda palabra... nocherear. Hasta el próximo. Saludos.