miércoles, 17 de noviembre de 2010

An Incomplete History of My Sexual Failures

Buenas noches lectores.

Primeramente sé que ha pasado mucho tiempo desde que no escribo nada en el blog. Hace ya meses que llevaba ideando el "cómo" redactar este tema tan delicado y personal, y bueno, finalmente encontré la manera, el tiempo y la oportunidad de redactarlo. Por lo tanto, este abandonado blog revive temporalmente con un tema cuyo título seguramente se preguntarán el origen o el porqué de éste, y todo tiene su explicación, y sus respectivos antecedentes. Así que ojalá lo entiendan.

¿Porqué este título?, bueno, la respuesta es que en realidad estuve pensando mucho si debía ponerle así, ya que tenía otros títulos posibles, por ejemplo "History of my failed relationships" o algo como "Short failed sexual stories about myself". Finalmente, el título de este tema fue el elegido y las razones son las siguientes.

Transcurría aproximadamente el mes de marzo o abril de este año 2010. Recién llevaba algún tiempo de haber tomado la decisión de terminar con mi novia pues yo me sentía responsable de toda la serie de errores que acontecieron y con mucha dificultad decidí hacerme a un lado para ya no lastimar a nadie por toda la serie de tropezones que estaba su servidor cometiendo. Esto sucedió la tercera semana de febrero y al no haber una explicación prudente, formal, y sensta de parte de ella, asumí total responsabilidad y decidí terminar. Volviendo al comienzo de este párrafo, era marzo o abril y pues yo me encontraba viendo la tele, hice zapping y me detuve en HBO pues me llamó muchísimo la atención del título del programa, era un documental y recuerdo que era un día martes porque HBO transmite documentales muy raros todos los martes por la noche. El documental, cuyo título era "A Complete History of my Sexual Failures" captó mi atención mas que nada, por el título tan raro que tenía y porque sabiendo que si estaba en HBO es porque seguramente era muy bueno, o era tan desconocido que valdría la pena revisarlo. Empecé entonces a ver el documental, el cual ya había empezado y no le entendí muy bien al comienzo pero poco a poco se entendía de lo que se trataba. Sin lugar a dudas, era algo excepcional. El documental retrataba a sí mismo la historia del propio protagonista contando su vida de fracasos amorosos, entrevistando a todas sus antiguas parejas emocionales, y encima demostrando al espectador la estremecedora honestidad y brutalidad de sus emociones del pasado y volviéndolas a afrontar en el presente. Tenía sin embargo, cierto toque de comedia estilo británico, algo que es de mi agrado y que extrañamente es muy distinto al humor americano o al humor occidental tradicional.
Es muy probable que nadie nunca haya visto este documental. Aquí les dejo el trailer con el que salío a la luz previo al Festival de Cine de Sundance 2008.



Pero, pero, pero... ¿porqué me clavé con este documental?, muy sencillo. El protagonista se parecía tanto a mí, que me vi reflejado en muchos aspectos, como si eso fuera mi vida dentro de algunos años. Al tipo le había ido de la patada en todo lo de noviazgo, encima gustaba de escribir cosas en un cuaderno (tal y como lo hago yo), a casi todo lo que preguntaba recibía rotundos "no" (tal y como mi última relación), y en general casi todo lo que hacía las cosas le salían mal. Es decir, EXACTAMENTE LO MISMO que yo había estado pasando y que en general he pasado a lo largo de mi vida en estos aspectos. Eso hizo que buscara mas información sobre el documental, y que buscara una manera de elaborar una historia contada de la misma manera, pero esta vez yo como protagonista, lector y redactor de este tema.

Así pues el documental tenía mayoritariamente comentarios positivos por la forma y el estilo de contar algo tan íntimo y privado de la vida personal de alguien. Así que pensé... si ese documental es tan bueno, y se parece tanto a mi vida, yo debo ser capaz de redactar una historia con todas esas características y así expresar a los lectores lo que ha acontecido en mi vida amorosa. Finalmente, ¿porqué no hacerlo?, no tiene nada de malo y a mí me fascina escribir por lo que aquí empieza lo que he llamado An Incomplete History of My Sexual Failures.

NOTA IMPORTANTE: desde aquí comienzan los relatos para los cuales utilizaré nombres falsos e inventados para señalar a las involucradas en las historias. La razón de esto es resguardar un poco la privacidad y no divulgar nombres reales en la narración. Igualmente, por obvias razones, algunos detalles serán omitidos pues no es igual presentar un relato por medio de una pantalla de televisión, que escribirlo y únicamente poder ser leído. Si lo desean ver con cierto toque humorístico, creánme que lo pueden hacer porque en realidad muchas de las cosas que contaré se pueden apreciar como un chiste o algo tan absurdo que se vuelve risible por el solo hecho de ser contado o narrado.



Primera Historia - año 1997.
Julieta Marindo.

Su servidor con 12 años de edad, era todo un benjamín en estos años. Fue en 1997 cuando yo ingresé a la secundaria, y bueno, era un ambiente nuevo para mí. Si bien las clases eran interesantes, el ambiente no estaba excento de la convivencia y el relajo sobre el amor en esta puberta época llena de hormonas ignorantes e inocentes pensamientos llenos de ideas triviales. Julieta Marindo aparecería por una miserable y lamentable apuesta realizada totalmente a mis espaldas. La situación fue muy sencilla y consistía en realizar el fingido noviazgo durante 3 semanas. Yo lo asumí de manera muy fría porque así no me parecía que fuera correcto, y al concluir la apuesta se supone que yo "terminé" porque ella quería seguir por la buena habiendome manipulado por la mala. No lo consideré apropiado y se acabó. Julieta Marindo era rubia y era una niña "fresa" consentida que en definitiva no es lo que yo buscaba (sí, como no... a mis 12 años yo ya sabía lo que "buscaba" jajaja). Esto creo fue un detonante para zangolotear mi cerebro y sentir rechazo por las chicas rubias, así que por si no lo sabían, a mi no me gustan las mujeres rubias. Extrañamente, a la gran mayoría de hombres, les llaman mucho la atención esas mujeres; a su servidor no. ¿Se va entendiendo la cosa?. Espero que sí. Creo que si hubiera una entrevista tal como en el documental, pienso que Julieta Marindo habría madurado y solo se reiría de su ridícula apuesta y probablemente sentiría verguenza hacía ella misma y sus amigas que la retaron a hacer eso. Yo eso nunca lo consideré una relación seria, pero considero que era válido mencionarlo en este escrito.

En este punto es importante señalar que aquí empezaría a darme cuenta de la dificultad que yo tenía para convivir con mujeres, dándome cuenta además que mi forma de ser, de pensar, y mis propios gustos personales NO eran los mismos que la mayoría de mis compañeros, por lo que la exclusión en temas del mismo interés fue difícil de asimilar por mi parte.



Segunda Historia - año 1999.
Odisea Burbujas.
¿Creen que voy a hablar del programa de TV del mismo mote?. Pues no, pero la mujer de este relato fue literalmente toda una odisea que reventaba burbujas por todos lados, es decir, decían que quien se juntaba con ella terminaba muy dolido o con lesiones físicas por patadas o rasguños. Yo iba esta vez en 3° de secundaria y aquí si era yo el baboso despistado que estaba sintiendo cosas por Odisea Burbujas. Desafortunadamente intervinieron muchas personas en estos intentos, tanto hacía mi como hacia ella y todo fue algo demasiado distante en los salones y recreos. Si bien nunca fue algo formal, era continua la insistencia de ambos pero con demasiadas escupidas de mis compañeros e igualmente ella recibía muchos consejos para no tener nada conmigo. Seguirme por el patio, o en los recreos, o buscarme en las convivencias deportivas era algo común, y finalmente era tanto el bombardeo hacía mi y hacia ella que ambos decidimos mejor ya no mostrar interés el uno por el otro. Se sintió feo, pero así sucedio y terminé la secundaria y no volví a saber nada de ella. Creo que si hubiera una entrevista, yo si podría llegar a sufrir o sentir nostalgia del pasado e igualmente ella, pero finalmente eramos unos pubertos adolescentes inmaduros y probablemente solo nos burlaríamos de ese pasado y tan tan.



Tercera Historia - año 2000.
Teresa Monalisa
Se acabaría la secundaria y llegaría a la preparatoria, esta vez en Prepa 5, o bien, Escuela Nacional Preparatoria # 5, José Vasconcelos. Muy probablemente, los escasos meses que estuve en esta escuela hayan sido los mejores de mi vida, o al menos mantienen un ranking elevado por todo lo que sucedió, ya que yo jamás había estado en una escuela pública o de gobierno y la experiencia que viví fue fabulosa y de la cual estoy muy satisfecho. Fue en clase de inglés donde Cupido disparó un flechazo y donde conocí a Teresa Monalisa. Definitivamente me gustaba pero estaba demasiado desubicado y empezaba a tener dudas sobre como hacer bien las cosas. Recuerdo que por ella me metí a la actividad curricular de Pintura donde extrañamente, ella siempre se sentaba junto a mí y me pidió trabajar con ella en actividades en equipo. Algo parecido pasaba en otras actividades, sin embargo por ella yo sentía un respeto enorme y era una mujer a la que siempre saludaba con un apretón de manos, nunca con un beso en la mejilla precisamente por lo mismo que yo sentía pero que al mismo tiempo me confundía. Fue la única mujer que se puso muy triste cuando se enteró que yo abandonaba Prepa 5 por motivos administrativos, y fue una de las pocas que me abrazó fuertemente en uno de mis súbitos regresos esporádicos, que bien recuerdo, se dió en el centro de cómputo en un día que recuerdo hoy en día a la perfección. Jamás volví a saber nada de ella, y de hecho escuché rumores muy tristes sobre que le había dado una enfermedad muy fea y que creo que había fallecido, pero jamás lo pude corroborar. Creo que si hubiera una entrevista, yo lloraría y me sentiríia muy arrepentido de nunca haberle dicho mis emociones o sentimientos, y creo que ella asimilaría muy bien lo que yo dijera y lo tomaría de una manera discreta, madura, y responsable.

En este punto es importante señalar que yo abandoné Prepa 5 y llegué a un bachillerato donde fue que empezó mi gusto por la computación. El aspecto mas relevante es que en el año 2001 una maestra de Literatura nos recomendó una horrorosa película que trataba de espíritus o algo así y desde ahí prometí que no volvería a ir a un cine nunca, cosa que cumplí hasta el año 2008.



Cuarta Historia - año 2003.
Yolanda Urrutia.

En este tiempo, yo estaba cumpliendo un servicio social de parte de la preparatoria. Esto lo realicé en un hospital y extrañamente empezó a darse un acercamiento con una mujer mucho mayor que yo, casada, y con un hijo. Ella, cuyo alias en este caso será Yolanda Urrutia, era una secretaria en un área del hospital y al ser una mujer mayor, consideré prudente utilizar lo que mejor sabía hacer: elaborar una carta. Sin embargo, fue ella quien tomaba siempre la iniciativa y recurrentemente yo le demostraba mi interés o mis sentimientos através de una carta. La relación jamás se formalizó pero la confianza era demasiada y ocasionalmente comíamos juntos en el comedor del hospital. Fue una experiencia muy agradable hasta el día que ella me confesó que dejaría el trabajo pues se iba ir a vivir a Toluca. La despedida fue triste, y ella me dio un beso y un abrazo con mucho cariño. Varios meses después me enteré que ella fue transferida no solo por su cambio de domicilio, sino porque su jefe se dio cuenta de esta relación "secreta" y fue como me enteré que en ese hospital se encontraba prohibido -y creo que por ley federal es así- tener relaciones sentimentales o de noviazgo entre empleados, y bueno, eso fue lo que me dijeron. Creo que si hubiera una entrevista con ella, sería algo muy agradable y francamente estaría genial escuchar sus chistes o sus opiniones de aquellos tiempos. Todo este relato sucedió en un flashazo de 2 o 3 meses por lo que fue rapidísimo.



Quinta Historia - año 2003.
Fernanda Luna.
Aún estando en el hospital y algunas semanas después de la historia anterior, sucedería otra vez lo inesperado. Esta vez era alguien de mi edad, morena, cabello rizado con hermosos caireles y un detalle que marcaría algo que casi todas las historias consecutivas poseen: la chica usaba lentes. Su alias será Fernanda Luna, por quien se puede decir que hice un intento favorable y positivo por conquistarla. Ella igualmente entró a hacer servicio social al hospital y fue por eso que a veces coincidiamos en algunas cosas, aunque ella estaba en otro departamento. Poco a poco comenzaba a buscarla, me ponía muy nervioso cuando la veía y finalmente un día me le declaré con una rosa y una carta donde expresaba lo que sentía. Ante la presencia de mis amigos y una de sus amigas me dijo que su respuesta era NO porque tenía novio. Extrañamente, yo ahí entendí perfectamente que debía frenarme y ya no intentar pues finalmente ella estaba con alguien, pero todos los días posteriores a esa fecha, ella iba a buscarme y asomarse al departamento donde yo me encontraba, y yo no comprendía eso. Esto fue prácticamente diario, todos los dias ella iba, me veia a lo lejos, nos quedabamos viendo y yo no entendía eso. Yo ya no le hice caso pues no tenía ya ningún interés en entrometerme en su actual relación y llegó el día donde terminé mi servicio social y solo acudía para algunos papeles finales. En uno de esos días, en un pasillo me encontré a la amiga de Fernanda Luna, la cual estuvo presente cuando yo me le declaré. Su amiga me dijo que porque ya no estaba yo ahí y le expliqué que ya había terminado el servicio y ya solo iba por papeles. Entonces ella me dijo que era su mejor amiga y que en esa ocasión ella respondió que no para ver la reacción que yo tenía y si era insistente, porque resultaba que no tenía novio y dijo eso para "testearme" y ver que hacía. Su amiga literalmente me dijo que fui un pendejo porque ella si se sentía conmovida por mi interés y que esa era la razón de porque ella y Fernanda Luna iban a buscarme. Su amiga remató la conversación diciendo que ahora si Fernanda Luna ya andaba con alguien pero que siempre decía que porque no seguí intentando y le dije que fue porque me dijo que andaba con alguien y yo entendí eso como una verdad. Creo que si hubiera una entrevista con Fernanda Luna sería algo desastroso y muy doloroso para mí porque sabiendo eso de parte de su amiga me doy cuenta que se desaprovechó una oportunidad muy interesante y que yo jamás supe comprender esas visitas recurrentes que ambas hacían.



Sexta Historia - octubre 2003.
Marlene Vargas.

Fue en Agosto del 2003 cuando ingresé a la universidad, así que esta sería mi propia novatada en esta etapa de mi vida. Sucedió en la clase de Fundamentos de Proceso Contable donde conocí a una chica muy callada y tímida, sumamente hermosa y demasiado atractiva. Coincidimos por cosas del destino y comenzaban pláticas estrictamente relacionadas con la clase, pero mis globos oculares no podían dejar de mirarla, era en verdad bonita. Aquí hago un paréntesis, porque pues siendo una escuela privada muchas chicas eran ricachonas y les importaban mas los coches, la billetera, o el maquillaje que los sentimientos de su servidor. Así pues cierto día me animé y entregué una carta. Pobre de mi. Iluso fuí. La aceptó y me rechazó friamente, me dijo que no podía, pero sin embargo valoraba mi trabajo como compañero y aceptaba que fuéramos amigos, un concepto que sería salvajemente utilizado por ella varios días después. No todo salió tan mal y bueno, me hablaba y como compañeros nos veiamos en esa clase. Un par de días después le entregué un poema, el cual, no lo aceptó de muy buena manera, pero tampoco lo despreció. No pasaron mas de 2 semanas cuando le entregué un tercer poema... letras que fumigarían todo de la manera mas canibalesca posible. Se enojó esta vez, bastante, y me dijo con toda la furia del mundo que yo era un ACOSADOR. El término era fuerte, y me vino a la mente el famoso capítulo de Los Simpsons llamado "Homer Badman", o "Homero el Malo" donde al jardinero Willy le dicen que es "un extranjero que graba truculentos videos cuando menos se lo espera... el es el FISGON MORBOSON". La comparación puede ser burda, pero así lo relacioné. Así estimados lectores fui llamado... un maldito acosador. Esto sucedió a la salida, alrededor de las 13:30 hrs. en las escaleras de la entrada principal de la UVM Campus San Angel. Con mucha rabia me dijo cosas muy fuertes, donde no solo me lanzó pedradas a mí, sino que se fue directo con todas sus "amigas" y "amigos" a los cuales yo conocía. Literalmente dijo que "ella no creía en la amistad, que ella solo me utilizaba a mí y a los que la rodeaban para hacer un buen trabajo en clases y lograr un buen desempeño académico". Me dijo de cosas, le pregunté si estaba segura de lo que estaba diciendo porque al menos a mí me lo decia de frente, pero a los demás les tiró piedras por la espalda y me dijo en 3 ocasiones que sí, que estaba segura. Le dije que gracias por decirme todo eso, y le pedi que siguiera su camino, y se fué. Literalmente a mi todo eso me pegó muy feo y me puse en la banqueta a llorar. Lo admito y lo reconozco porque de eso se trata este tema. Así estuve como 1 hora o mas sentado en la banqueta llorando hasta que reflexioné, llegué a casa y me puse a redactar un documento de 2 hojas que le iba a entregar al día siguiente. Mi intención era publicar ese documento aquí, pero no lo creí prudente. En dicho documento aclaro mis intenciones con ella, y me despido en definitiva de todo lazo de amistad, además de explicarle la diferencia de mi perspectiva de valores contra su perspectiva hipócrita de amistad. Le demostré con una larga explicación el porque su ideología fracasaría en todos los intentos que hiciera y que debería ser mas humilde, no como mujer o como persona, sino en su desarrollo profesional. Llegó el día siguiente y le entregué la carta, le pedí hablar y simplemente le dije "toma, lee esto por favor y me das tu opinión". La carta literalmente la dejó con la boca cerrada. No me supo decir un comentario para repeler mis argumentos. Lo intentó, pero vaciló. Literalmente, la destruí y la hice mierda con esa carta. Al no haber respuesta seguí mi camino solo para voltear y verla parada estupefacta con la carta en las manos. Así se acabó esta historia. Ella siguió en UVM y yo igual y en muchisimas ocasiones me la encontraba en los pasillos solo para que se me quedara viendo fijamente a los ojos con una mirada cabizbaja, como pidiéndome perdón con la mirada, como sintiéndose muy mal con ella misma. Pero jamás se me acercó a decir una sola palabra. Solo eran miradas, solo eso. Creo que si alguna vez hubiera una entrevista con ella, sería algo donde no sabría que esperar... probablemente me cierre la puerta en la cara, o quizá me diga algo amable que tranquilice su espíritu. Sería en realidad una entrevista difícil, pero interesante ver el desarrollo de la misma.
Como dato adicional, y en verdad que el mundo es un lugar pequeño, a Marlene Vargas me la encontré el día jueves 18 de noviembre de 2010 en los andenes de Metro Barranca del Muerto alrededor de las 8:20 AM. Yo estaba esperando el metro, y ella iba caminando rumbo a la sección de damas en la parte delantera del andén. Tacones, falda, y escote provocativo eran sus cualidades en su atuendo, seguramente iba a su trabajo. El flashback fue tremendo y el resultado el mismo... una mirada cabizbaja, apenada, y dolida, como pidiéndome disculpas.

Como otro dato adicional, el día 23 de noviembre de 2010 volví a encontrarme a Marlene Vargas otra vez en Metro Barranca del Muerto, solo que esta vez inmediatamente que me vió, bajó la mirada para echarse a correr pues el vagón ya sonaba la alarma de cierre de puertas y la pobre chica se tropezó con sus tacones y por poco se cae. Vaya que el mundo es pequeño.




Séptima Historia - diciembre 2003
Pechugas Armada.
Había pasado poco tiempo desde la historia anterior y sucedería este evento, importantísimo en mi vida. Aquí, con la Srita. Pechugas Armada llegaría el primer amor de mi vida, y digo amor tal y como lo es y sin ninguna equivocación probable. Así mismo, este sería el primer noviazgo verdadero y 100% aceptable de mi vida. Como lo dije anteriormente, un detalle importante es que Pechugas Armada usaría lentes, algo que por alguna extraña razón sería recurrente en de las chicas con las que me he involucrado. Proveniente de la Facultad de Derecho de la UNAM conocería a esta chica y se iniciaría esta relación que estaría marcara de mi total ingenuidad, nobleza y hasta podría decirse que estupidez de mi parte. Sería una relación distante, pues ella vivía extremadamente lejos y al comienzo sería muy ocasional y raro las veces que nos veíamos. Igualmente el tipo de convivencia jamás fue de ir a plazas, cine, museos, etc., sino que mas bien era de estar en algún lugar, por ejemplo una estación del metro o un parque y ahi ponernos a platicar de todo un poco. Con el pasar de varios meses esta relación se fortalecía pero con el mismo inconveniente: muy poca frecuencia en nuestros encuentros. Creo que decir 2 veces al mes nos veíamos sería lo correcto. Empecé entonces a darme cuenta de que mi nobleza se convertiría en estupidez y que mi inocencia pasaría a tomar de la mano al abuso de confianza. ¿Porqué digo esto?, porque Pechugas Armada poco a poco empezaría a estirar la mano bajo cualquier pretexto o excusa, que aunque podrían ser reales, se terminarían resbalando en su propia invención. Para ser claros, esta chica empezaría poco a poco a sacarme dinero y jamás pagarlo, particularmente de una manera en la que yo era novato y no me gustaba utilizar mucho ese instrumento: el teléfono celular.

Para que se entienda la situación, la cosa estaba mas o menos así. La veía un sábado, platicábamos toda la tarde en una alameda, comíamos en la calle y la acompañaba al metro. Ella llegaba a casa y me mandaba mensaje diciendo que había sucedido algo y necesitaba una recarga de... digamos 100 pesos. Yo confiado que ella hablaba con la verdad, procedía a darle la recarga. Rara vez me daba las gracias e igualmente muy rara vez me marcaba por teléfono, todo era por mensajes muy cortos. Llegaba el lunes y por la noche me mandaba mensaje diciendo que algo había sucedido y otra vez necesitaba una recarga, digamos 30 pesos. Otra vez su servidor caía en el engaño. Ahora llegaba el jueves y se repetía la historia. Esta situación comenzó a volverse muy, muy cotidiana y yo no me daba cuenta (ni siquiera lo pensaba) que esto podía convertirse en ABUSO, pues uno de enamorado no se fija en esto, o al menos yo no me di cuenta. Esta situación ocasionó que yo empezara a dudar y a poner el interrogante de porque ella no tenía dinero o no ahorraba dinero o mejor aún, evitara usar el celular y asunto arreglado. Ella sin embargo, se molestaba si yo no accedía a ayudarla, pese a que la apoyaba en muchas otras cosas de índole sentimental o emocional, pero la reciprocidad económica no era equilibrada y de inmediato empecé a sufrir por estos incidentes. Debido a esto, algunas peleas o diferencias fueron constantes, pero pese a eso, ambos nos seguiamos cayendo muy bien. Sucedería entonces en Septiembre de 2004 un suceso muy fuerte e inesperado para mí, y sería el fallecimiento de mi padre, cosa que me desmoronó totalmente y se vio reflejado en la escuela. Tuve que pedirle a Pechugas Armada que hubiera tiempo, porque no me sentía para nada a gusto de estar en una relación y con esto que sucedió pues menos. En el aspecto emocional ella lo entendió, pero en el aspecto económico jamás supo medir sus actos y seguía pidiéndome recargas o bien dinero en efectivo porque necesitaba un libro en la escuela, o porque la asaltaban, o porque tenía que pagar el dentista, o por alguna cosa bizarra que vaya Dios a saber si era verdad. Con todo esto, y haciendo un resumen, la relación se prolongó mucho, hasta diciembre del 2007, donde ella empezó a contarme que en su casa había muchos problemas y que yo era su único apoyo, cosa que ya me estaba hartando. Iniciaba un nuevo año, el 2008 y ella me dijo que intentaría dar lo mejor y que nuestra relación podría seguir. Yo también hice lo que pude, pero extrañamente, en la tercera o cuarta semana de enero ella literalmente se desapareció y la tierra se la tragó. Solo me envió un correo y me dijo que la perdonara por todo, pero indicaba que la relación seguiría. Es decir, en otras palabras, ella me abandonó y no explicó nada. Como yo quería una explicación, pues esperé, y esperé, y esperé... 1 semana, 1 mes, 3 meses, 5 meses. Me aburrí de esperar. En estos meses, fue que conseguí mi actual empleo y donde actualmente estoy feliz y contento pues he aprendido mucho. A Pechugas Armada le marqué a su casa y como nunca pagaban el teléfono estaba suspendido. Le marqué a su celular y nadie contestaba. Le envié un correo y me despedí diciendo que yo terminaba la relación y ya. Así se acabo esa relación donde yo de plano me clavé muchísimo y donde me dieron un baje económico impresionante. No volví a saber nada, nada, pero nada de ella hasta exactamente mayo del 2010, donde yo conservaba el mismo número de celular, y solo me buscó para pedirme dinero y ver si todavía seguía la relación. Le pedí que no me buscara, que con el cuerpazo que tenía buscara un millonario y tan tan. Pese a eso, me seguía insistiendo con el dinero, y que yo era especial y por eso me prefería a mi. La tuve que poner en su lugar siendo un poco enérgico y grosero porque eso no me gustaba (finalmente yo había despertado de tanto miserable abuso) y eso fue todo. Debo señalar que la razón por la que le puse Pechugas Armada es porque era una chica cuyos atributos eran despampanantes, a tal grado que según decía era la mas "pechugona" de toda la Facultad de Derecho. Sin embargo, supe por su parte que ahora ella trabajaba en las fuerzas armadas, osea, el ejército, y consideré adecuado ponerle ese alias para este tema. Creo que si hubiera una entrevista, ella aprovecharía para intentar pedirme dinero, y aunque yo le pida que me pague algo de lo que me debe, jamás lo haría. Sería una entrevista muy mala, y a la que no me gustaría ni siquiera editarla.




Octava Historia - marzo 2004
Yuridia Mante.
Pese a que en este tiempo, marzo 2004 yo ya andaba con Pechugas Armada, en la UVM concretamente en clase de inglés conocería a una chica Yuridia Mante de la cual me enamoraría por su maravillosa forma de ser como persona. Nuevamente, esta chica usaría lentes como el detalle mas anecdótico de la mayoría de las historias. Esta historia en realidad es muy breve pues que jamás le dije mis sentimientos por la propia fidelidad que sentía hacia Pechugas Armada e igualmente mi propia integridad como hombre y como persona no me permitía involucrarme con otra mujer que no fuera la que yo amara o con la que mantenía en ese instante una relación. De hecho estoy sumamente satisfecho de jamás haberle dicho mis sentimientos, pues a la fecha sigue siendo una amiga de mucha confianza y es, muy probablemente, la única verdadera amiga de toda la universidad. Para rematar la coincidencia, esta chica Yuridia Mante era compañera directa de Marlene Vargas, historia que por supuesto le conté a ella y en donde Yuridia me dio la razón al 100%. Creo que si hubiera una entrevista, disfrutaría mucho hacerlo y finalmente revelarle que me enamoré de ella, y creo que sería un momento positivo para ambos el hecho de recordar viejos tiempos y que ella conozca lo que en ese momento sentía hacia ella.



Novena Historia - noviembre 2008.
Hermione Granger.
Después de que me cansé de esperar a ver si Pechugas Armada daba señales de vida, seguí adelante en mi trabajo en el cual apenas tenía unos meses de haber entrado. En ese entonces, los sábados era un día laboral y terminaba las semanas muy cansado y solo quería dormir y descansar. Habiendo abandonado mi único pasatiempo preferido que era jugar Starcraft, cierto día decidí entrar a un chat a echar desmadre. Tenía años que no entraba a uno, así que entré a ver que había y era la misma vacilada de siempre... gente que escribe tonterías, usuarios que se ponen nicks como "gay toluca", "vergudo", "chikafresa" o demas estupideces. Comencé en algunas salas mentando madres y me divertí mucho. Cambiaba de salas y llegué a una donde se encontraba Hermione Granger, quien extrañamente y con mucha amabilidad me saludó y ella inició la amena conversación. Nada de groserías, nada de burlas, todo era muy serio por lo que la plática se fue a "privada" y ambos intercambiamos finalmente el MSN para estar mas en contacto. Ya en MSN la charla fue mas amena, empezamos a agarrar confianza y platicar de cosas mas personales. Ambos nos sentiamos a gusto platicando así sin conocernos en persona y le comenté que sería agradable conocerla y llegar a algo más. Aquí debo señalar que fue algo totalmente inesperado y en donde yo NO tenía ninguna certeza que ella fuera en realidad mujer y que en realidad estaba diciéndome la verdad. Ella de hecho pensaba lo mismo y ella si tuvo la entereza de decirme que sino era yo un secuestrador o algo parecido. Con todo y eso, decidimos darnos la oportunidad de conocernos. Ambos nos preguntamos detalles, y por MSN acordamos vernos en Metro El Rosario. Llegó el dia y nos conocimos. Una vez mas, el perfil era de una chica con lentes, por lo que el patrón volvía a repetirse. Ese día nos hicimos novios y así comenzó esta relación. Como un detalle importante hay que señalar que una vez mas la distancia era un factor clave pues ella vivía hasta Tultitlán en el Edo. de México, pero su escuela me quedaba cerca del trabajo y así podíamos vernos algunas veces. En esta relación yo estaba muy dispuesto a mejorar muchos aspectos que yo consideraba "defectos" o "deficiencias" por lo que aporté mucho y me esforcé mucho por dar todo lo que tenía y como siempre, sin esperar nada a cambio. Fue Hermione Granger quien rompió el récord invencible de ausentarme casi 7 años sin ir a un cine. Decidí ponerle este alias debido a que ella, al igual que yo, es fanática de las películas de Harry Potter y pues lo consideré apropiado. El comienzo de la relación fue muy agradable, pese a que nos veíamos unas 2 veces a la semana, todo era normal y parecía que las cosas que yo hacía daban resultados a pesar de tener incertidumbre sobre los resultados. Ella me invitó muy prontamente a una excursión de parte de su escuela, en un día fabuloso y super agradable. Sin embargo, una de las primeras cosas extrañas de esta relación fue la extraña ideología económica que yo a veces tenía, ya que desde mi perspectiva debería haber cierto equilibrio en gastos que involucran a una pareja, sin embargo ella fue certera al decirme que "el hombre debe pagar todo", algo que jamás me lo habían dicho así de directo. Las primeras ocasiones yo nunca me quejé, finalmente soy un caballero y la invité en todas las ocasiones, pero una vez le comenté este detalle y me atoró totalmente con eso. Para evitar estos incidentes, finalmente reflexioné y asumí que ella era así, no la podía cambiar, y tolerar eso no era mucho problema, pues tenía mi trabajo, ganaba dinero, y yo siempre he sido una persona ahorrativa, así que el dinero no era problema alguno. La relación seguía estable y bastante bien. Yo le hacía poemas, estaba con ella en su escuela, le hablaba por teléfono, vamos, yo hacía lo posible por estar con ella como fuera y organizaba mi tiempo y las cosas salían positivamente. Me daría cuenta de un nuevo detalle: la gran mayoría de veces, el lugar para vernos era un punto mas cercano de su domicilio que del mío. Se lo hice saber y su respuesta fue el segundo golpazo de su parte el cual si me hizo sentir muy mal. Su razón era que "le daba hueva" ir muy lejos. Eso yo de inmediato lo asumí como que "yo le daba hueva" y ella insitió que no era así, pero el puntapié ya estaba bien dado. Pese a todo eso, era bastante cierto que si era muy lejos, pero bueno, nada es perfecto y la relación continúo, ya que finalmente, sus valores, educación, e intregridad como mujer eran algo aceptable o al menos algo con lo que me sentía a gusto. Se aproximaría entonces un evento el cual sería definitivamente el mejor recuerdo que tuve con ella. Resulta que a Hermione Granger le gustaba mucho un grupo llamado Il Divo y pues el mentado grupo iba a venir a México y decidí que era una buena oportunidad para conocer ese tipo de eventos o ese tipo de entretenimiento así que decidí invitarla, a lo que ella sin pensarlo accedió. Para preparar este día, yo con mucha anticipación me preparé pues ese día mi plan era utilizar mi carro para ir por ella hasta su casa, luego irnos al concierto y luego finalmente llevarla de regreso a su casa. Hice al menos 4 simulaciones en mi carro llendo hasta su casa, y simulando el camino, y esto lo hice porque pues no me gusta mucho andar en carro y no conocía bien las calles. Nunca le dije sobre esto a ella, y finalmente el día anterior al concierto mi carro falló del sistema eléctrico pues días antes le había cambiado el alternador y nunca lo probé. Aquí hago un paréntesis breve puesto que hasta a mi me costaba trabajo creer que yo estaba haciendo todo esto por ella, y encima mover el carro tan lejos y yo solo animarme a hacerlo, algo que fue un mérito extraordinario que yo hiciera. Volviendo, pues el carro falló, pero ese día del concierto todo salió muy bien, yo no conocía el Auditorio Nacional, nunca había ido a una cosa como esas... vamos, si nisiquiera iba al cine menos a otros lados. El concierto estuvo estupendo y todo salió muy bien. Extrañamente, ese día a altas horas de la noche sucedería algo raro pues ella me marcaría a mi celular, cosa extremadamente rara ya que ella jamás me marcaba. Después de esto la relación continúo y todo estaba pues estable y normal, con sus diferencias y problemillas por ahí, pero todo bien. Se aproximaría el cumpleaños de Hermione Granger y quería ofrecerle y regalarle algo novedoso, original, e inolvidable. Lo primero que se me ocurrió fue algo que de hecho yo quería hacer yo solo desde hace tiempo y era tomarme unas vacaciones. Para esto, yo tenía el antecedente de saber que Hermione Granger no conocía el mar. Yo por otro lado, no conocía Cancún. Así que mi regalo sorpresa iba a ser invitarla a conocer el mar y la playa, pero sin decirle a donde. Se lo comenté pero su respuesta fue negativa. Le comenté que yo pagaría todo y ella no tenía mas que pedir permiso pero la respuesta volvió a ser negativa. Como esa idea se desbarató, pensé entonces en una segunda opción. Sabiendo que ella era fanática del Cruz Azul y que nunca había ido a un partido, le comenté que me gustaría invitarla pero una vez mas su respuesta fue negativa con un rotundo no. Ya mejor no le sugerí nada y llegó el día de su cumpleaños. Esta vez el carro no falló y de hecho lo requería para el regalo sorpresa. Mi super regalazo para el que le metí un montón de "coco" y originalidad fue el siguiente. Mi idea era "engañarla" y fingir que lo que le estaba dando era algún animal vivo. Conseguí una caja de madera de esas grandes que decía "precaución" y "manéjese con cuidado" y adentro metí un peluche gigantesco de Wippo. A la caja le hice agujeros y adentro metí algunas hojas, creo que hasta paja, periódico y algo de humedad para que pareciera un animal vivo. La cajota la metí en la cajuela y así me fui hasta su casa. Esa vez me desperté a las 4 AM para llegar temprano. Llegué muy temprano y llevaba tambien un globo gigantesco. Lo que hice fue amarrar el globo a la cajota y las dos cosas las metí en la cajuela. Luego la llave de la cajuela la metí en un sobre blanco y le anoté una leyenda de "urgente" o algo así y el sobre lo aventé en la puerta de su casa y dejé estacionado el carro justo afuera de su casa. Ella finalmente salió, abrio el sobre, abrió la cajuela, el globo se elevó y yo solo le dije que se apurara porque era algo "vivo". Ella metió la cajota a su casa, la abrió y el regalo al parecer le fascinó y le gustó mucho. Yo me sentí muy satisfecho por que había mostrado mi propia originalidad y como lo hice bien, los resultados fueron muy satisfactorios para ella y para mi. A partir de entonces empezaría a darme cuenta de algunos detalles medio extraños en la relación y en el comportamiento de la misma relación. Una de las primeras cosas sería cierto distanciamiento y falta de comunicación pero yo siendo muy tolerante lo aceptaba, aunque muy extrañamente me daba cuenta que aunque organizara mi tiempo, e hiciera las cosas lo mejor que podía, los resultados eran malos. A casi todo lo que preguntaba recibía negativas como respuesta y vagas explicaciones. Otro detalle que no comenté era que por ejemplo en el cine, las veces que ibamos era de estar tomados de la mano. Esto cambió debido a que yo "no sabía" hacer eso, además que ella me lo pidió y para evitar molestarla o lastimarla, simplemente lo omití. A tal grado era ese "distanciamiento" en el cine que hubo una película donde de plano los primeros 10 minutos nos sentamos separados por una banca jajajajaja. Pese a esto, yo era tolerante y entendía que algunas cosas no hacía bien y por eso los resultados eran así. Estos mismos sucesos empezarían a ser mas recurrentes, no solo en el cine, sino en general con una caricia, o un beso, algo estaba haciendo yo mal porque los resultados eran malos y se estaba perdiendo esa "normalidad" de toda la relación. Era evidente que algo estaba sucediendo, y de inmediato reaccioné para intentar mejorar esto, pues de antemano, asumí la responsabilidad de esto, debido a una sencilla razón: anteriormente yo hice bien las cosas y los resultados eran buenos y notorios. En este caso, yo hacía algo mal y por eso este comportamiento. Poco a poco intentaba mejorar, y la relación seguía mas o menos bien, aunque yo me daba cuenta que algo no estaba bien. Llegó navidad y el año nuevo y yo me propuse mejorar todo eso para recuperar al 100% la relación, las caricias, y sobre todo los besos caray que la mayoría de veces cuando yo lo intentaba ella de plano metia las manos para impedirlo o evitarlo. Entre diciembre y enero, ya del año 2010 hice todo lo que pude para corregir lo de las caricias y los besos. Debido a que ella no me explicaba muy bien que era lo que yo hacía mal, puse manos a la obra. Para las manos me sometí a un tratamiento con unas cremas para evitar el sudor, ya que siempre he sido nervioso y me sudaban un poco las manos. El tratamiento funcionó, pero el comportamiento y mi actitud positiva no sirvieron de nada y los resultados siguieron siendo malos. Para los besos le pedí al dentista que me hiciera un tratamiento para limpieza dental, pues pensaba que a lo mejor ella no me quería besar porque mis dientes estaban muy feos. Igualmente para mejorar el aliento, me sometí a otro tratamiento. Desafortunadamente, esto tampoco sirvió y por mas actitud positiva y esfuerzos que hice los resultados seguían siendo malos y no era lo mismo que en un principio de la relación. Pedía explicaciones pero ella insistía que la relación estaba bien, cosa que evidentemente no era así, y yo siempre me asumí como el único responsable. No sabía exactamente porqué me estaba tropezando y a pesar de intentar mejorar nunca funcionó por mas que me esforcé. Lo único que me quedaba claro es que si ella pensaba que la relación estaba bien, y yo me daba cuenta de lo contrario, significaba que en realidad si era yo el responsable y además reflexioné y entendí que todo esto la estaba lastimando de una manera imprudencial de mi parte. Se acercaría el 14 de febrero y yo ya no estaba motivado ni entusiasmado; al contrario, estaba demasiado pensativo y reflexionando sobre como hacerme a un lado sin que yo sufriera, pero entendí que no era posible. Ese día estuvimos juntos y fue un día normal. Una semana después, ella me pidió acompañarla al Papalote, Museo del Niño pues iba a presentarse para ver si la aceptaban a hacer su servicio social. Fue ese día, a la salida de esto cuando sentado en una banca a las brisas del aire de Chapultepec cuando le expliqué todo y le dije que no era justo estarla lastimando con tantos intentos frustrados de mi parte y no encontrar esa reciprocidad que nos caracterizó al comienzo. En ese momento ella no lo podía creer y yo no podía ya darme otra oportunidad. El daño a su persona había sido mucho y si me metía las manos y no me aceptaba como antes, era porque yo estaba haciendo algo inapropiadamente. ¿Qué fue?, se lo volví a preguntar y no obtuve una explicación sensata, solo que "no era yo". Finalmente, le di un regalo de despedida, un Patricio Estrella de Sonric's para colorear pues le estaba diciendo adios con mucho dolor pero era lo ideal porque de plano yo no pude componer la relación.

Después de esto, ocasionalmente nos hemos visto en un par de ocasiones y todo ha sido pues la plática normal, pero yo con ese distanciamiento característico de no abrazarla mucho ni besarla porque ella lo rehuía mucho y para evitar algún conflicto, malentendido o para no lastimarla, yo lo evitaba. Finalmente una vez por MSN ella me dijo que yo era un cortante porque ya no era como antes con ella, situación que me confundió todavía mas, pero lo tomé de la mejor manera posible. Creo que si hubiera una entrevista sería algo muy agradable y donde existiría la posibilidad de corroborar muchos de mis errores, pero también de mis aciertos por parte de ella. Sería estupendo conseguir argumentos mas explicativos del porque ella metía las manos y no quería que yo la abrazara o la besara, y creo que valdría la pena.

Como se habrán dado cuenta, esta historia de Hermione Granger es larga por la sencilla razón que fue mi segundo gran amor y también porque fue una relación donde yo hice muchísimos esfuerzos por mejorar, por aprender a convivir mejor, por ser una buena pareja, tolerante, comprensiva y cariñosa, pero finalmente no fue suficiente tener voluntad positiva y decidí hacerme a un lado.

Quiero dejar en claro la razón por la que yo me asumo como responsable del deterioro de esta relación. La razón principal es mi falta absoluta de experiencia en convivencia con mujeres, en este caso fue mi segunda relación formal y en diversos aspectos reconozco que no hice las cosas bien. La segunda razón es que yo soy una persona muy extraña, rara, y/o diferente, y no me gusta andar diciendo que otras personas son responsables de algo cuya responsabilidad cae directamente sobre mí. Finalmente, asumiendo todos estos conceptos es que yo terminé con ella y me decidí hacer a un lado para ya no lastimarla mas. Sé que puede sonar un poco extraño, pero mi filosofía, mi ética, mi educación, y mi forma de ver las cosas fue así. Dicen que "si alguien no te permite algo y uno no lo pregunta, es mejor no hacerlo". Yo lo pregunté, lo intenté, y ya y fue por eso que tomé la decisión de terminar antes que las cosas empeoraran.




Décima Historia - julio 2010
Belleza Rodante.
Esta historia es breve pero a los que se las conté me dijeron literalmente que fuí un imbécil y un pendejo. Era un miércoles de julio de 2010. Eran aproximadamente las 8:15 AM y yo me dirigía a mi trabajo. Traje negro, corbata y camisa rosa y me subí en Metro Barranca del Muerto y curiosamente era poca gente la que había, así que me fui sentado muy cómodamente. Esa ausencia de gente ocasionó tranquilidad lo que generó que sacara de mi mochila mi cuaderno y me pusiera a escribir un poema. Llegó el metro a la siguiente estación Mixcoac. Una señorita muy bonita y arreglada se sienta junto a mí. Llegamos a la siguiente estación, San Antonio y yo ya llevo escritos 3 párrafos de 4 líneas cada uno. El metro seguía bastante vacío a comparación de como esta siempre. Me disponía a seguir escribiendo cuando de repente la señorita que iba sentada a mi lado me dirige la palabra diciéndome algo mas o menos como esto: "oye que bonito esta eso que estas escribiendo, debe ser muy afortunada la persona a la que se lo darás." Yo le respondí que no era para nadie en especial, y que a mi me gustaba escribir poesía. La chica lejos de perder interés, me preguntó si podía dejarla leer el poema. Quizá esto fue porque tengo muy fea letra y no le entendía muy bien. Accedí entonces a darle el cuaderno y leyó las 12 líneas. El poema hablaba un poco del amor, de la ilusión y de la esperanza. La chica terminó y el metro ya estaba llegando a Tacubaya. La chica entonces me dijo que era un poema muy bonito y que si yo podría regalarselo pues ella quería conservarlo. Yo no entendía porque demonios quería 12 tristes líneas que ni a "poema" se les puede etiquetar o clasificar. Le dije a la chica que claro, que no había problema, que se lo regalaba. Ella todavía tenía el cuaderno y me dijo si podía arrancar la hoja. Le dije que sí y ella arrancó la hoja con el poema. El metro ya estaba llegando a Constituyentes. Ella de repente entonces me pidió la pluma que yo tenía todavia en la mano, que si por favor se la prestaba. Le entregué la pluma y comenzó a anotar algo en el trozo del papel de la misma hoja arrancada en una esquina estaba anotando algo. Terminó, lo arrancó, lo dobló y me dijo algo mas o menos como "oye toma este es mi número me gustaría que me llames. yo trabajo aqui afuera de metro Auditorio así que me bajo en la siguiente, por favor márcame". Ella se levantó, me le quedé viendo a los ojos (y también a las piernas) y finalmente ella descendió en Auditorio y yo me quedé con el papel doblado en la mano derecha. Desdoblé el papel y en efecto había un número de celular anotado y yo no entendía que pasaba. Llegué a mi destino, la siguiente estación que es Metro Polanco y me bajé y caminé muy pensativo y a paso lento todavía con el papel en la mano. Era extremadamente increíble, raro, sospechoso lo que había sucedido. Confirmé visualmente que en verdad era un celular y lo relacioné con un robo o extorsión o intento de chantaje literario... es muy común el plagio de este tipo de cosas. No soy un Plabo Neruda pero mi peculiaridad poética es bien elaborada y me lo han dicho. Procedí entonces a subir todas las escaleras mientras seguía pensando cosas como "¿porqué una señorita tan arreglada se fija en lo que va escribiendo el tipo de al lado?", o "¿porqué rayos me dio su teléfono si yo soy un desconocido?". A todo esto si le sumamos que yo soy sumamente precavido y cuidadoso en el metro por toda la inseguridad que existe y los abusos de la gente, o manoseos, o tantas cosas que pueden pasar, mi sospecha era grande. Terminé de subir todas las escaleras y lo pensé, lo pensé y lo pensé y el trozo de papel lo arrojé en el primer basurero que encontré. Llegué a la oficina y durante ese día le conté esto por MSN a por lo menos 3 o 4 personas, nadie del trabajo. Fue rotundo y contundente lo que me dijeron. Cosas como "que pendejo eres", "que imbécil", "la cagaste Yagaba" provenían de todos lados. Finalmente, no entendía el porque decían eso... será quizá porque no viajan mucho en metro, pero es que pueden pasar tantas cosas en el metro (y ya me han pasado) que por eso me fascina y adoro el metro... pero esto era demasiado. Esta es la razón por la que elegí el alias de Belleza Rodante, y es que sí era una chica muy hermosa y bastante atractiva. Creo que si hubiera una entrevista, podría tener 2 consecuencias posibles. La primera es que Belleza Rodante me azote la puerta en la cara o me de una cachetada por ser tan pendejo y no marcarle nunca y encima pensar o sospechar que era algo de una extorsión o secuestro. La segunda opción es que Belleza Rodante escuchara mis argumentos, los entendiera y quizá entonces sí se pueda dar una entrevista mas amable y donde ella me explique bien todas sus emociones y sentimientos que le generó ese poema. Sería algo bastante interesante el realizar esta entrevista.



Decimoprimera Historia - aproximadamente entre el 6 y el 10 de septiembre de 2010.
Fruta Tropical Kamikaze.
A comienzos del mes de Septiembre empezaría a darse una extraña "regeneración" de la plática o la charla con una chica que tengo en el MSN desde hace ya varios años, sin embargo jamás la había conocido en persona pues ella vivió en La Paz, Baja California Sur. Resulta que Fruta Tropical Kamikaze empezaría a dirigirme una vez mas la conversación através de MSN y me comentaría que "ella había olvidado lo reconfortante y gratificante que es hablar conmigo". Con esto, saldría a la luz una empatía tremenda con ella, ya que a ella por ejemplo le encantaba la poesía, cosa en la que empatamos magistralmente. Poco a poco se daría mucha mas confianza y ella me comentó cosas mas personales sobre ella, su pasado, su hija de 6 años (es madre soltera), y cosas muy propias de ella. Mientras se daban todas estas charlas por MSN yo empecé a sentirme muy a gusto con ella, y le elaboraba poemas tomándola como inspiración, aunque sin aterrizar esas emociones plenamente sobre ella. Cierto día entonces, ella me pidió que por favor nos conociéramos en Metro Chabacano. Ese día, ella me tomó de imprevisto, pero de volada me organicé y le dije que por supuesto. Habíamos quedado a las 20:00. Llegué exactamente a las 20:05 y ella ya me estaba esperando. Como no nos conocíamos le marqué al celular y apliqué mis poderes mutantes para ubicarla. En un instante la ubiqué y ella no me pudo ver. Le dije que traía un libro en su mano derecha y ella se sorprendió y me dijo que donde estaba. Le dije "estoy a tu derecha, osea a mi izquierda" y finalmente me vió. Mi sorpresa era inédita. Otra vez el patrón se repetía... y otra vez en una estación del metro y otra vez una chica que usaba lentes. Nos presentamos, yo la saludé con la mano pero ella se abalanzó buscando un beso por lo que no supe ni que hacer. Nos fuimos juntos hasta Metro Tasqueña y la plática fue muy amena. Ella era muy bonita, pero sus ojos me gustaron mucho. Llegamos a Tasqueña y estuve con ella hasta que su camión llegó. Esto de vernos, y que yo la acompañara hasta Tasqueña sucedió únicamente 3 veces. Yo ya estaba analizando decirle que me gustaba, pero pensaba demasiado las formas o la manera de hacerlo correctamente (por lo mismo que literalmente me demostraron que hacer las cosas mal lleva a malos resultados). Por MSN se lo dije y ella lo tomó muy bien y que se sentía muy halagada y extrañamente me empezaría a llamar "corazón", algo que lo tomé muy indiferentemente por lo mismo que no quería clavarme sin haber todavia empezado algo formal. Yo había tomado ya la decisión de decírselo un día de frente, muy normal, regalarle un peluche o un dulce, un poema y una rosa. Esta vez, la tecnología se encargó de ponerme en mi lugar y darme cuenta que me iba a tropezar otra vez, no por hacer las cosas mal, sino por entrometerme donde no debía. Cierta noche, al llegar a mi casa me conecté a Facebook, red social que todavía no entiendo a la perfección y al revisar el perfil de Fruta Tropical Kamikaze me di cuenta que ella estaba ya comprometida en una actual relación, así que ese día en vez de ponerme a llorar o estar frustrado, me despedí a mi mismo y de ella al mismo tiempo en un poema cuyo título fue "Sentir" y el cual se encuentra actualmente en mi galería de poemas en Facebook. Con eso le puse final a mis intenciones (alias sentimientos) que tenía para con ella, y se lo expresé e hice saber al día siguiente para que no hubiera problemas. Lo que me dijo ella fue suficiente para diluir bastante el amor, pues le dijo que el poema le había encantado y eso fue todo. Curiosamente, ella me dice que "yo soy su mejor amigo", cosa que valoro mucho y de mi parte también hay una fuerte amistad con ella. Ella me ha escrito cosas muy bonitas donde según ella, yo soy su inspiración y los poemas que escribe los hace pensando en mí, cosa que en verdad es muy de mi agrado por que ella me considera alguien importante, pero sobre todo, me encanta como escribe. Sin duda, una de las cosas mas raras que me ha dicho es que ella "me quiere enseñar a besar", cosa que no entiendo en lo absoluto. La razón por la que le quise poner Fruta Tropical Kamikaze fue porque cuando la conocí, su aroma o su perfume parecía de Duraznos o Fresas, y encima ella usa muchísimo la palabra "Tropicalear" y finalmente le puse Kamikaze porque ella misma me ha dicho que es tremenda en muchas cosas, y pues también le puse así porque fuma y le gusta el whisky jajaja. Creo que si hubiera una entrevisa sería con mucho contenido verbal poético, pues ella se defiende muy bien en esto. Además, yo creo que sería algo agradable para consolidar la amistad y seguir siendo una buena amiga.


Hoy 28 de noviembre he terminado este tema, y me he divertido mucho en toda la redacción. Finalmente este era el propósito pues en el documental hay diversos toques de comedia y es sin duda un extraordinario documental que yo es recomendaría ver una vez que hayan terminado de leer este tema, para que así entiendan mejor la analogía de esto con el documental.

Y finalmente, la razón de porqué el título es porque seguramente, algún día me volveré a enamorar, algún día me voy a volver a tropezar en estos intentos absurdos que merece la vida, y seguramente volveré a fracasar con lo cual, esta historia deberá en su tiempo continuar.

Quisiera listar algunas de las razones por las que considero eso de "fracasar", ya que no es nada fácil usar esa palabra. Dicen los que saben que "el fracaso no existe, solo hay malos resultados", pero la lista sería esta.
1.- Incapacidad absoluta de convivencia.- por mas que me he esforzado, me cuesta muchísimo trabajo saber convivir apropiadamente con mujeres. No lo sé hacer apropiadamente.
2.- Soy demasiado noble y honesto.- ya me han dicho que me hace falta "malearme", pues el mundo actual abusa de estas "virtudes" opacando y haciendo a un lado eso.
3.- No saber besar.- un aspecto importantísimo que llegué a concluir de todas las premisas obtenidas a lo largo del empirismo de la atracción femenina.. La ilusión del amor entrega a uno "ideas" que uno piensa que hace bien, y en realidad son solo emociones que se dan, pero eso no garantiza ni significa que las cosas se estén haciendo correctamente. Lo que dice Fruta Tropical Kamikaze sobre "enseñarme a besar" no lo comprendo y me cuesta mucho trabajo asimilarlo de una manera comprensible entre dos amigos, asumiendo que según ella, "yo soy su mejor amigo".
4.- Pienso mucho las cosas.- por donde quiera que se le vea, razono muchísimo y reflexiono enormemente en muchos aspectos. El mejor ejemplo, el de Belleza Rodante en el metro.
5.- No saber acariciar.- otro aspecto importante, donde literalmente es molesta la forma como yo lo hago llegando a producir una sensación de cosquilleo intolerante, o de algo muy fastidioso. El mejor ejemplo, en el cine con Hermione Granger. Por eso es mejor sentarse con los brazos cruzados y tan tan.
6.- Doy todo sin esperar recibir nada a cambio.- a esto yo estoy acostumbrado, pero mi concepto de noviazgo o de pareja o de amor era (aún lo es, pero se ha debilitado muchísimo) que debería haber una reciprocidad o algo de interés mutuo en diversos aspectos. La vida me lo ha mostrado de una manera muy ácida, pero finalmente no me afecta mucho pues siempre he sido asi... doy cosas y nunca espero nada a cambio.
7.- Siempre he sido una persona solitaria.- estoy acostumbrado a la soledad y soy hombre de pocos amigos. Me he esforzado por cambiar pero me sigue costando trabajo. Esta puede ser una razón fuerte para no poder "encajar" en una relación de noviazgo por mas que me esfuerce, ya que al estar alejado de la convivencia, se forma una especie de bloqueo emocional interno que me obliga a pensar mucho las cosas y a asumirme como responsable de los fracasos a pesar de estar haciendo las cosas "bien".

Esto es todo lectores. Espero comenten algo o digan que les ha parecido, en especial si ven el documental después de haber leído esto o visceversa.

Para rematar, les dejo dos links. El primero es para que lean reseñas y críticas sobre la película. Pueden leerlas haciendo clic AQUI.
El segundo enlace, el mas importante: el documental. Pueden verlo, solo que NO tiene subtítulos en ningún idioma, y por tratarse de inglés británico quizás unas cosas no se entiendan muy bien. Pueden verlo haciendo clic AQUI . Si revisan los comentarios, se darán cuenta que bien vale la pena verlo.

NOTA FINAL. si alguna mujer reconoce su faceta en este escrito y esta en desacuerdo con el alias proporcionado, tan solo dígame y lo cambio a la brevedad.

Hasta la próxima.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto es lo mejor, mas divertido, hermoso, precioso y emotivo que he leido en años. Te sometiste a un tratamiento por una cualquiera que no queria que la tocaras? Ya mejor renta a una puta de tlalpan, yo te la invito

Esteban dL desblogueado dijo...

La verdad que una mierda fracasar sentimentalmente, y bueh, en lo sexual... aunque siempre cuando uno se tope con giles que hablen de "Proezas sexuales" tienen mas mentiras que las desmentidas a wikileaks, por eso "cuando se habla mucho y se hace poco...".
En fin, yo tambien podria hacer una listita asi escrachando gente... y tenia la absurda idea de quemar gilas sacado un libro sobre todas las cagadas que se mandaron conmigo... pero está en stand by.

Julieta Marindo, pintó tomar unas aguas frescas (?) LOL!
saludos

Anónimo dijo...

esta cool tu blog quiero decirte que hacer tanto por una persona merece su merito se me hace q tu segundo gran amor "hermione granger" se canso de los hombres y se paso al otro lado sabes a que me refiero verdad?????????, piensalo y veras que si te lo digo por experiencia

carlos g. dijo...

mi estimado isaac porque asi te llamas no? quiero decirte q a mi no me parece q hables mal de las mujeres haciendolas quedar como las verdugo de tus "historias" y tu la victima, claro como todo buen macho mexicano tu eres el sufrido. deja de hacerte el mártir y ponte a pensar q si lastimaste a alguna de las chicas en tus relaciones con tu blog lo haces mas y ya sabes por quien lo digo. para nada q tu blog esta cool y mi amiga no es una cualquiera que te quede claro

Anónimo dijo...

yo que tu, iba a buscar a la belleza rodante, no sin antes llevar un poema que la deje atonita ...
te dijo donde trabajaba no? muy pendejo si no vas a busacarla.....

Juan Carlos A. dijo...

esa vieja era una golfa y bien que lo sabes. No la estes defendiendo "Carlos G."

Anónimo dijo...

NO ENTIENDO LA NECESIDAD DE EXPONER TU INTIMIDAD MI ESTIMADO. TAMPOCO ENTENDI EL PARALELISMO CON EL DOCUMENTAL, QUE DICHO SEA DE PASO ESTA O ESTABA EN MI MAQUINA DESCOMPUESTA Y LO MAS CURIOSO ES QUE RECUERDO HABERTELO RECOMENDADO Y COMO SIEMPRE ME CONTESTASTE .."ES BAZOFIA"

Balam dijo...

"...tu segundo gran amor "hermione granger" se canso de los hombres y se paso al otro lado...."

100% de acuerdo con esto¡¡¡¡
U.u